Covid 19 Free

Casa Rural y Apartamentos Turísticos

Actividades en La Vera

Puedes combinar adrenalina y naturaleza en diferentes gargantas de La Vera.

El Barranquismo en la Comarca de La Vera, en Extremadura, es una de las actividades estrella por la belleza del paisaje en el que nos adentramos, dónde encontramos cascadas de 30m, toboganes, saltos, rápeles en un entorno espectacular.

 

  • La Garganta Mayor. Garganta la Olla

El descenso comienza con una serie de destrepes y saltos hasta llegar a dar vista a la Chorrera Mayo, a partir de aquí se encuentran seis rápeles de 12, 10, 20, 15, 15, 13 m para llegar al corredor que finaliza en el Charco Hondo, punto final del descenso.

Para poder obtener más información sobre el acceso al barranco puedes consultar en http://www.comarcadelavera.com/visitanos/naturaleza-activa/barranquismo

 

  • Garganta de la Desesperá. Arroyomolinos de la Vera

Este es un descenso sencillo, que discurre muy encajonado, aunque con multitud de escapes durante el recorrido.

El descenso comienza en una escalera de piedra junto a la pared del merendero de la piscina natural y finaliza junto a un antiguo molino en ruinas.

Cuenta con tres tramos de rápel y tiene una duración aproximada de 1h y 30 min.

  • Garganta Chorrera de la Mora. Aldeanueva de la Vera

Es espectacular, pero de difícil acceso, a partir de un punto solo se puede acceder con 4×4 y en época de caza mayor

El descenso es muy vistoso, conviene dominar bien la técnica del rápel, pues en él se encuentran diez tramos de rápeles, algunos de ellos bastante verticales.

El descenso es bastante abierto y al inicio de una acequia tradicional, cuando se vea una salida evidente a la izquierda, habrá que desviarse. Tiene una duración aproximada de 5 h, dependiendo del número de personas y de las condiciones del caudal. Con mucha agua conviene afrontar ciertos pasos que no están equipados, alargando los rápeles o montando algún rápel extra a naturales.

  • Barranco el Gargantón. Guijo de Santa Bárbara

El Barranquismo en el Gargantón es un barranco divertido donde iniciarse en esta actividad. El barranco del Gargantón comienza a la altitud de 900m descendiendo unos 150 m hasta los 750 m, donde acaba el barranco.

Es un descenso fácil y acuático que discurre muy encajonado, pudiendo dividirlo en dos sectores.

El primer sector va desde el inicio hasta el puente que cruza el Gargantón.  Este cuenta con cuatro rápeles de 6, 3, 6 y 7 m respectivamente y varios saltos hasta llegar al puente sobre la garganta.

El segundo sector comienza en el puente, destrepando unos 200m hasta comenzar con los rápeles que en este sector se encuentran cinco de 7, 15, 6, 15 y 4m respectivamente, finalizando con un salto de unos 2m y el destrepe de una cascada muy cerca de la carretera

En la comarca de La Vera puede practicarse la caza y la pesca.

En casi todas las poblaciones de La Vera hay sociedades de cazadores. La más popular es la caza menor: perdiz, conejo, paloma y tórtola. La caza mayor es, casi básicamente, de jabalíes. Existe caza muy restringida de cabra montés, especie en vías de recuperación, por esa razón hay un Centro de Interpretación de Reserva Regional de Caza “La Sierra”, en Guijo de Santa Bárbara, que da a conocer la labor que se ha llevado a cabo para recuperar esta especie de la que solo quedan 35 ejemplares en la Sierra de Gredos, además de toda la riqueza cinegética de la sierra.

La pesca es también muy popular. Trucha, barbo, boga, carpa y tenca son las más comunes. Existen sociedades de pescadores en Cuacos de Yuste, Garganta la Olla, Jaraíz con Torremenga, Jarandilla, Losar, Madrigal y Villanueva.

El pimiento, del que se extrae el pimentón, era un alimento básico para los aborígenes americanos, con diferentes usos culinarios, en función de las variedades de que se tratara. Cristóbal Colón trajo la planta a España en su tercer viaje, en 1493, considerando al pimentón posible sustituto de la pimienta que se importaba de Oriente (García París, 1991).

Las primeras noticias sobre este cultivo en la provincia de Cáceres datan de finales del S. XV. Fue iniciado por los frailes Jerónimos del Monasterio de Guadalupe, así llegó hasta el Monasterio de Yuste, en Cuacos de Yuste.

El desarrollo del cultivo sembró de secaderos a La Vera, elemento imprescindible para elaborar el pimentón. Se construían en las explotaciones agrícolas. A lo largo de la historia de La Vera, ha sido el edificio rural más emblemático y característico del paisaje. (meter foto de secadero y de pimentón)

Dulce, picante o agridulce. Puedes escoger entre estos sabores, pero sin duda el sabor original del pimentón de La Vera es el agridulce, que aporta la especie de pimiento “Bola” que sumado al secado “al humo” de leña de roble y encina, da como resultado un pimentón de color rojo intenso y aroma ahumado que se utiliza como un ingrediente más en la gastronomía verata.

El atractivo del monasterio está ligado a la figura del emperador, ya que el conjunto arquitectónico no solo ofrece el edificio del monasterio, el claustro gótico, el claustro renacentista y la iglesia, si no también lo compone el palacio que mandó construir Carlos V, como morada para vivir sus últimos días junto con un séquito personal de 50 personas. Tras abdicar hizo de este monasterio jerónimo el refugio donde prepararse para su muerte, que tuvo lugar el 21 de septiembre de 1558.

Pasarón de la Vera

Es una pequeña localidad de origen medieval ubicada entre la sierra de Tormantos y el río Tiétar en un entorno natural inigualable. Declarada conjunto histórico artístico por su belleza natural y hermosos paisajes que se funden con la arquitectura de sus calles.

En Pasarón de la Vera, podemos visitar la Iglesia del Salvador, que guarda en su interior un magnífico Retablo Mayor, denominado “de cascarón” y el órgano barroco. Sin duda hay que destacar también el Palacio de Manrique de Lara, único palacio de estilo renacentista italiano en Extremadura, en el que destacan las cinco grandes chimeneas que sobresalen sobre el edificio otorgándole, si cabe, mayor grandeza.

No hay que olvidar la Casa de D. Luis de Prieto y por supuesto, en nuestro paseo por el pueblo, hacer una parada en la Plaza Mayor donde encontraremos el Rollo, símbolo de la autonomía judicial y penal de la villa.

Rodea a Pasarón de La Vera un olivar en el que se celebran las dos romerías anuales, hermosos castañares, el arroyo Platero, donde se puede practicar la pesca, y la garganta de San Martín.

Tres hermosas rutas nos permiten adentrarnos en campos de olivos, cerezos y otros frutales, tomar altura y divisar unas vistas increíbles de La Vera y de Campo Arañuelo.

 

Garganta la Olla

A pocos kilómetros del Monasterio de Yuste, se encuentra la población de Garganta la Olla, que se caracteriza por el encanto de de sus antiguas calles, conservando en su mayoría la arquitectura tradicional verata: casas de adobe, madera y piedra, cada una más singular que la anterior.Cabe destacar la Casa de la Peña, que se encuentra apoyada con un pilar de madera sobre una roca en el medio de la calle. También es recomendable la visita a la Plaza Mayor y la calle principal del pueblo.

Paradójicamente en esta localidad, existen interesantes monumentos religiosos como la Ermita del Humilladero (siglo XVIII), declarado Edificio Singular, y la Iglesia de San Lorenzo (siglo XV), Monumento Histórico-Artístico, en contraste con antiguos y coquetos burdeles como «La Casa de las Muñecas» y la «Casa de Mozas de Fortuna», que fueron frecuentados por los caballeros del séquito del Emperador Carlos V.

A corta distancia de la población, se encuentran los bellos enclaves llamados Pilatillas de Abajo, junto al puente, y Pilatillas de Arriba, a 4oo metros. Garganta la Olla posee, además, una de las piscinas naturales más bonitas de toda Extremadura. El agua, con el paso de los años, ha conseguido tallar en la roca granítica diversas pozas, en su mayoría son de poca profundidad, a las que probablemente esta localidad deba la segunda parte de su nombre.

 

Cuacos de Yuste. Cementerio alemán.

Situado en el corazón de la comarca de La Vera, a las faldas de la Sierra de Tormantos, la Villa de Cuacos ostenta el título de Paraje Pintoresco desde 1959, pasando a ser catalogada posteriormente como uno de los cinco Conjuntos Histórico-Artísticos de La Vera. Desde tiempos prehistóricos, han sido muchas las civilizaciones que han dejado su huella en estas tierras (vetones, romanos, árabes…).

En esta localidad se encuentra el famoso Monasterio de Yuste, declarado Patrimonio Nacional, donde el emperador Carlos V decidió retirarse durante los últimos 2 años de su vida. Actualmente, el lugar se ha convertido en un museo histórico-artístico que se puede visitar para conocer las dependencias, muebles y objetos que  utilizó el monarca.

Cuacos de Yuste también cuenta con otros curiosos atractivos turísticos como el Cementerio Alemán, a pocos metros del monasterio el único camposanto germano militar de España, donde yacen soldados de la Primera y Segunda Guerra Mundial. La Plaza de España, es la más grande de La Vera, con los soportales y techo de madera, que muestran la arquitectura típica de los pueblos veratos, la plaza Juan de Austria, hijo natural del emperador, donde el visitante podrá observar los secaderos de pimiento típicos de la zona, la plaza Fuente de Los Chorros, imagen emblemática de la comarca, o la Iglesia Ntra. Sra. de la Asunción (siglo XIII), ubicada en un antiguo barrio judío y declarada Monumento de Interés cultural.

 

Valverde de la Vera

Fundada en el siglo XIV, está declarada Conjunto Histórico- Artístico. Es conocida por su tradicional fiesta de los Empalaos, que ha sido declarada de Interés Turístico Nacional.

Sus calles, típicas de la arquitectura judeo-medieval, son estrechas y tortuosas para combatir el frío del invierno, con regueras que fluyen por el centro del empedrado para distribuir el agua de riego de las huertas y facilitar la limpieza del casco urbano. La mayoría de las viviendas están  construidas con muro de piedra en planta baja, adobe con entramado de madera en primera planta y sobrao, un elemento característico de la casa verata.

Del dominio de los Zúñiga sobre la aldea de Valverde, tenemos una prueba en el rollo o picota, que permanece en una recoleta plazuela de la localidad. El castillo de Don Nuño atestigua el pasado señorial de la villa del que se conserva parte de la torre del homenaje y, sobre los restos de otras torres de la fortaleza, se construyó entre los siglos XV y XVI la iglesia de las Fuentes Claras en la que se encuentran los sepulcros de los antiguos señores de la villa, los Condes de Nieva, destacando además la bóveda gótica con las armas de los Zúñiga.

Próxima a la villa tenemos la Garganta Naval, que nos ofrece un agradable charco para disfrutar del baño en la época estival y poder disfrutar de la visita en cualquier época del año. Al sur, en el río Tiétar, encontramos también un gran charco denominado el Pozo del Rey que es propicio para la  pesca.

 

Villanueva de la Vera

Villanueva de la Vera se encuentra a 498 metros de altitud, en una amplia llanura al sur de la Sierra de Gredos y al norte del río Tiétar. Por su estratégica ubicación, el territorio estuvo poblado desde la Edad de Hierro, como evidencian los restos encontrados en al menos cinco necrópolis y tres lugares de hábitat bien diferenciados con piezas únicas de la protohistoria española y una presencia considerable de objetos de importación orientales.

Villanueva de la Vera fue declarado Conjunto Histórico- Artístico en 1982, reconocimiento que pone en valor su Arquitectura Popular, de las mejores conservadas en la comarca de la Vera. Además de pasear por sus calles, es interesante visitar, por su valor artístico-cultural, la Iglesia y la Torre de Ntra. Sra. de La Concepción, la Iglesia de San Justo y Pastor (ambas del siglo XV), la ermita de San Antón y la Ermita del Cristo.

Villanueva cuenta con dos Gargantas principales, Gualtaminos y Minchones.En la Garganta de Gualtaminos, se encuentra la Cascada del Diablo, de más de 70 metros de altura, situada a tan sólo 1 km. de la salida de Villanueva en dirección a Madrigal. Hay un sendero que lleva hasta el mirador desde donde observar una bonita panorámica de la cascada y del paisaje de la zona.

Fuente: Aturive

A tan solo 20 minutos de Pasarón de la Vera, se encuentra la mejor joya natural de Extremadura. Uno de los 15 parques  nacionales de España, declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco, es visita obligada para los amantes de la naturaleza y de la ornitología.

Y es que Monfragüe posee la más extensa y mejor conservada mancha de monte mediterráneo a nivel mundial. Las sierras bravas que delimitan los valles del Tajo y el Tiétar acogen un sinfín de encinares, bosque y matorral mediterráneo, roquedos, embalses y arroyos; un paisaje típicamente ibérico que hace posible la existencia de tan variada fauna y flora en el parque.

Alcornoques, quejigos, acebuches y encinas son arropados por arbustos propios de tierras más secas. Juntos tiñen de infinitos matices de verde y pardo el observatorio de aves más visitado por los turistas, el Salto del Gitano. Así que, no olvides programar un tiempo en tu ruta para disfrutar del vuelo de las cigüeñas negras, alimoches, buitres y águilas imperiales, entre otras muchas aves que anidan en árboles y acantilados de Monfragüe.

Pero las aves son sólo una parte de las más de 208 especies de vertebrados que viven en este santuario natural. Ciervos, jinetas, tejones, linces, gatos monteses, nutrias, culebras, galápagos…, pueblan esta área de la Alta Extremadura.

En La Vera podrás combinar naturaleza y cultura, y conocer más sobre las tradiciones, formas de vida, gastronomía e historia a través de la oferta de museos y centros de interpretación repartidos por toda la comarca.

 

  • MUSEO HISTÓRICO- ARTÍSTICO DEL MONASTERIO DE YUSTE. Cuacos de Yuste
  • MUSEO DEL PIMENTÓN. Jaraíz de La Vera.
  • MUSEO ETNOGRÁFICO DEL EMPALAO. Valverde de la Vera
  • MUSEO PECHARROMÁN. Pasarón de la Vera
  • CASA-EXPOSICIÓN DE LA INQUISICIÓN. Garganta la Olla
  • CASA-MUSEO MADRE MATILDE. Robledillo de la Vera

 

 

  • CENTRO DE INTERPRETACIÓN DEL PALUDISMO “EL ROBLEDO”. Losar de la Vera
  • CENTRO DE INTERPRETACIÓN RESERVA DE CAZA “LA SIERRA”. Guijo de Santa Bárbara
  • CENTRO INTERPRETACIÓN DEL EMPALAO Y LA CASA VERATA. Valverde de la Vera
  • CENTRO DE INTERPRETACIÓN DEL PEROPALO. Villanueva de la Vera